Post thumbnail

Sólo la renovación puede mantener, el que se queda parado, se retrasa. De esta forma, la garra desaparece para dar paso a una nueva era en Black Claw.

En el mes de julio iniciamos el proceso de reconversión con la vista puesta en la vuelta a la actividad habitual. A partir de ese preciso instante comenzamos la impl­antación de una idea con objetivos claros. La creación de una imagen corporativa con el fin de elaborar un plan de marketing sensacional y, de esta forma, atraer nuevas marcas como una de nuestras prioridades para establecer un proyecto de futuro.

Sin lugar a duda, el foco principal apuntaba al asentamiento de una imagen menos agresiva. Esta decisión se ll­­evó a cabo debido a la necesidad de cumplir con ciertas características esenciales hacia la profesionalización. Estamos seguros de que esto supondrá un antes y un después para la entidad.

La directiva del club es otro de los ámbitos en el que encontramos novedades. Ignacio “WhiteZunder” González y Lorenzo “Bpancri” Pancracio se incorporan como socios junto a Rut Moreno. Ambos creadores de contenido han depositado su confianza en un proyecto, que ven como una gran apuesta de futuro.

“He sido jugador desde pequeño, creciendo con el primer Call of Duty y pasando por juegos de diferente género como el League of Legends. Durante todo este tiempo he sido fan de los eSports y ha llegado el momento de dar un paso más allá. La oportunidad de formar parte de Black Claw es justo lo que buscaba y perseguía desde pequeño. Estoy seguro de que entre todos los profesionales que formamos el club conseguiremos alcanzar el éxito”, fueron las primeras palabras de WhiteZunder como CEO del club.

“Los eSports son maravillosos, es un mundo que siempre he mirado desde lejos y esta vez quería mirarlo desde una perspectiva más cercana. La oportunidad de este ámbito y con Black Claw es algo que me ilusiona mucho, el éxito no tardará en llegar gracias a la gente que nos apoya y los grandes profesionales que tenemos en el club”, comentó BPancri en su presentación.

También aprovechamos la ocasión y presentamos nuestra flamante indumentaria. Unimos los colores del club para dotar a los jugadores de la garra necesaria para alcanzar todos los éxitos posibles. Un diseño plagado de ilusión y afán hacia un nuevo camino profesional, en el cual están depositadas todas nuestras esperanzas.

En Black Claw estamos muy ilusionados con esta nueva andadura y esperamos cosechar grandes éxitos de la mano de todos vosotros.