Post thumbnail

Gamepolis daba el pistoletazo de salida a una edición más de su feria. Como es habitual, hicimos nuestras maletas y emprendimos una nueva aventura por tierras malagueñas, la cual nos iba a deparar la oportunidad de disfrutar de un emocionante evento en compañía de todos sus asistentes.  

Nuestros esfuerzos estaban depositados en dejar el listón bien alto junto a nuestro equipo de Call of Duty. Teníamos por delante una dura carrera de resistencia durante los tres días de evento en la que podíamos echar el broche de oro a una larga temporada. Mientras nosotros nos encargamos de acoger en nuestro stand a todos aquellos curiosos que querían explorar las entrañas del club y disfrutar de las actividades que teníamos preparadas, los jugadores se dejaban las garras en cada partido.

No fueron pocos los encuentros que disputamos, ya que afrontábamos dos competiciones en la que queríamos demostrar nuestra ambición por llevarnos ambas a casa como recompensa a todo el trabajo y esfuerzo previo al momento de la verdad. Ahora sí, vamos con la acción.

En primer lugar, las finales de CTP reunían a los mejores equipos de la fase regular y ahí estábamos nosotros al pie del cañón. Dos partidos eran suficientes para coronarse como campeones. Nos plantamos en la final tras superar en semifinales al equipo portugués de For The Win por un contundente 3-0. Llegaba el partido por el trono, todo el año esperando para clavar las garras en el trofeo y cerrar así una temporada redonda. Enfrente teníamos a Team Paragon, pero a los nuestros no les tembló el pulso y cerraron el partido por la vía rápida. Primer logro conseguido, aún quedaba otro.

Por otro lado teníamos el Open correspondiente a Gamepolis. Desde la primera ronda quedó patente la contundencia para cerrar los mapas a nuestro favor. Una vez alcanzada la recta final del torneo nos cruzamos de nuevo con los dos equipos que ya habíamos vencido en los playoffs de CTP. Y así, una vez más, nos colamos de nuevo en la gran final. Esta vez el rival iba a ser otro, nada más que el conjunto de Pushing Gaming. La final se anticipó emocionante y así fue. Perdimos el primer y único mapa del evento, pero el resultado no varió, el trofeo cayó de nuestro lado con una actuación increíble de nuestro equipo.

De esta forma cerramos Gamepolis como días antes habíamos soñado. Levantamos los dos títulos posibles y finiquitamos una temporada plagada de éxitos junto a nuestra sección de Call of Duty, la cual se ha dejado la piel por llevar su nombre a lo más alto y ha trabajado sin cesar para conseguir sus objetivos. Cabe destacar su balance general del evento con 17 mapas ganados y solo uno perdido.

No podemos despedirnos sin dar la enhorabuena a todo el equipo: Zappy, Buller, Renkor, Vikul, Real, Weryl, Sikotik y Bernat. ¡Sois un auténtico equipazo!

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *